Educación Global

Denisse Linares

Por Andrea Montoya y Paola Romero, estudiantes de Lenguas Modernas y Gestión Cultural en la Universidad Anáhuac

La globalización ha permitido que las barreras físicas y temporales representen menos restricciones, impulsando así las relaciones entre personas de distintos países. Éste no es un concepto nuevo, y aunque la interacción e integración entre la gente y los gobiernos de diferentes países ha existido desde la Ruta de la Seda en la Edad Media, el término empezó a cobrar relevancia durante la Segunda Guerra Mundial, cuando los gobiernos adoptaron políticas que fomentaron el comercio y la inversión internacional, creando una interdependencia económica y política entre los países que ha perdurado hasta nuestros días. No son sólo las políticas económicas y las regulaciones gubernamentales las que han impulsado el desarrollo de la globalización; la tecnología ha representado un papel crucial como principal responsable de atenuar las barreras geográficas y temporales. La conexión inmediata que ésta provee, así como la facilidad para compartir experiencias, tradiciones y pensamientos entre personas de diferentes países hacen que la idea de que vivimos en un solo mundo sea cada vez más aceptada.

La globalización, sin embargo es un tema bastante controversial, y ha generado, entre otros debates, una preocupación porque en algún punto desaparezcan tradiciones y lenguajes enteros como ya ha empezado a suceder en países en los que hay culturas pequeñas. Por esto la educación no puede desatenderse; ya no es suficiente el aprendizaje de conceptos básicos, sino que, con el paso del tiempo y a medida que se estrechan cada vez más las relaciones interpersonales globales, el aprendizaje de normas y valores como la tolerancia y el respeto se hacen verdaderamente esenciales. Como respuesta a esto, en años recientes ha surgido la idea de  impartir educación que abra la perspectiva de los alumnos a un mundo globalizado, en el que se busca que los Derechos Humanos sean una realidad accesible para todos y que genere la idea de ser “ciudadanos globales”.

Esta idea se ha materializado en un modelo donde se distingue la separación de la educación recibida en el aula y la que reciben los estudiantes en otros lugares como museos, televisión, libros, internet, vídeos, etc. Y, gracias a un especial énfasis en esta última, poco a poco adoptamos la idea de que aprendemos todo el tiempo sin importar nuestra edad, profesión o nacionalidad y este proceso no depende de un maestro o la escuela.

Recientemente han surgido movimientos como el boom de la educación en línea, ejemplificado en EdX, que reúne cursos en línea de diferentes instituciones alrededor del mundo. De igual forma, se ha potencializado el uso de otras plataformas como TED que, sin estar necesariamente dirigidas a la educación, facilitan el conocimiento de diferentes puntos de vista de pensadores de nuestra actualidad. Estos servicios tienen varias ventajas, como el no tener restricciones en la cantidad de alumnos que recibe, ser mucho más baratos que la escuela tradicional y capaz de acomodar varios horarios distintos al mismo tiempo. Sin embargo también existe la preocupación de que aunque el acceso a información en línea sigue en aumento, no todas las zonas o sectores de la población tienen la posibilidad de acceder a ésta por diferentes razones. Esto podría significar una gran desventaja en el campo laboral para los que no usan Internet o redes sociales en su vida diaria, ya que corren el riesgo de quedar excluidos de la interacción global social que ocurre en éstos a diario y de no generar el dominio tecnológico que exigen la mayoría de los puestos hoy en día.

 Al mismo tiempo han surgido programas y reformas educativas en varios países que pretenden hacer la educación básica accesible a todos sus habitantes. Este objetivo está presente en publicaciones como Las Metas del Milenio de la ONU y el programa de No Child Left Behind de Estados Unidos y se encuentra especialmente presente en las reformas de países con economías emergentes. En América Latina las reformas se han enfocado principalmente en modernizar el marco jurídico para que sea posible impartir una educación de calidad, que se enfoque en la integración tecnológica, la mejora del cuerpo docente, fomente la autonomía de las escuelas y posea una forma eficiente de medir el desempeño, tanto de las reformas como de sus alumnos. Uno de los principales retos a los que se enfrentan estas reformas es a la pluralidad cultural, moral y religiosa que existe en la mayoría de los países. Ésta presenta de entrada un reto a la búsqueda de cohesión social y, cuando se busca generar un modelo que toma como base una cultura dominante y deja a lado culturas y prácticas menores, se pone poner en riesgo la convivencia y la aceptación social de las reformas, como sucedió en Francia cuando se intentó imponer la laicidad en las escuelas.

La educación en un mundo globalizado, tiene que tener en cuenta que no solo responde a problemas en su país sino a problemas que gracias a la interconectividad se han vuelto globales que amenazan con degenerar y borrar tradiciones pequeñas y crear una confusión en la identidad cultural de las personas. Esta misma interconectividad, sin embargo, es precisamente la que fomenta la tolerancia, la empatía y contribuye al capital cultural global debido al contacto constante entre personas de diferentes países, que fomenta una mezcla y creación de tradiciones con una trayectoria y carga cultural más compleja y completa.

Fuentes:

http://www.globaleducation.ch/ http://www.encyclopedia.com/doc/1G2-3424300220.html http://www.globalteacher.org.uk/global_ed.htm

 

logofooter  Acerca de LINNEA / About LINNEA

El Laboratorio de Innovación en Experiencias de Aprendizaje adscrito a la Coordinación General de Tecnologías de Información y ubicado en la Universidad Autónoma de Chihuahua, México, es el primer centro en América Latina centrado en la exploración y desarrollo de entornos de aprendizaje (EEA) y plataformas educativas, mediadas por tecnología. Co-auspiciado por la Universidad Autónoma de Chihuahua y Cengage Learning – National Geographic Learning, América Latina.

LINNEA, a joint initiative by University of Chihuahua (Mexico) and Cengage Learning – National Geographic Learning, and hosted in the University of Chihuahua, is the first Learning Innovation Lab in Latin America, centered in exploration and development of technology-mediated learning solutions and platforms.

Los Comentarios están cerrados.